8 consejos para conducir por Marruecos

Conducir por Marruecos puede dar algo de respeto al principio. Sobre todo las grandes ciudades son muy caóticas y entrar con el coche puede parecer misión imposible. Pero la verdad es que, quitando estos lugares, conducir por Marruecos no es difícil siempre que tengas en cuenta algunas cosas.

En este post te contamos 8 consejos para conducir por Marruecos que a nosotros nos fueron genial y esperamos que a ti también.

8 consejos para conducir por Marruecos

Carreteras en Marruecos

En Marruecos existen, así a grandes rasgos, 4 tipos diferentes de carreteras, y dependiendo por dónde te muevas, vas a ver más de unas que de otras.

Autopistas: Serán las carreteras más grandes que te vas a encontrar por Marruecos. Están en muy buen estado, son anchas y es agradable conducir por ellas. Si tienes que pagar peaje, recuerda que hay que hacerlo en dírhams y en efectivo, no aceptan tarjeta. El límite de velocidad es de 120 km/h.

Carreteras nacionales: Son parecidas a las autopistas, pero sólo tienen un carril por dirección, y probablemente sean las que más utilices en tu viaje por Marruecos. Están en buen estado y el límite de velocidad puede variar entre 80 y 100 km/h en las poblaciones, y de 40 a 60 si pasas por un núcleo urbano. Mucho cuidado con esto porque los policias están al acecho con controles y radares escondidos, y preparados para multarte si te pasas de velocidad aunque sea un poco. Hablamos más detenidamente de esto algunos puntos más a bajo.

Carreteras secundarias: son carreteras que han quedado fuera de las zonas turísticas y que únicamente se usan para comunicar un pueblo con otro.

Pistas: son carreteras de tierra sin asfaltar, por las que no vas a tener que pasar para llegar a ningún punto turístico, ¡sólo aptas para aventureros!

Documentación en regla, algo muy importante para conducir por Marruecos

Para alquilar un coche y conducir por Marruecos, vas a necesitar tener una serie de documentos en regla y actualizados:

Pasaporte: Para entrar al país ya lo vas a necesitar, pero para alquilar un coche también, ya que te lo pedirán en la agencia dónde realices la operación. Tiene que estar en regla y tener validez de, al menos, todo el período que te vas a quedar en el país.

Carnet de conducir: Si vienes de España o de la mayoría de países de habla hispana, no vas a necesitar el carnet de conducir internacional pero sí el carnet de conducir de tu país.

Tarjeta de crédito: Con un mínimo de 800 euros (aunque depende de a compañía con la que alquiles tu coche). Si lo alquilas previamente, es decir, antes de estar en Marruecos, deberás presentarla en la compañía de alquiler para que verifiquen tu identidad.

Gasolineras

Tienes que saber que no hay demasiadas gasolineras en las carreteras de Marruecos. En las autopistas y carreteras nacionales más frecuentadas, el número de gasolineras es aceptable, pero a medida que nos acercamos a zonas más remotas como el desierto, el número se reduce considerablemente. En más de una ocasión hicimos muchísimos kilómetros sin encontrarnos con ninguna, y tuvimos miedo de quedarnos tirados en medio de la nada. Literalmente. De la nada. Porque hay momentos en que puedes estar horas y horas sin ver nada más que paisajes desiertos y camellos. Así que nosotros recomendamos no apurar el depósito e ir tranquilos.

Tema precio, el litro de gasolina te cuesta, aproximadamente, 0’80 céntimos de euro (a fecha de 2019), pero si quieres saber el precio exacto en el momento de tu viaje, en esta web lo encontrarás.

La calidad de la gasolina de Marruecos no tiene muy buena fama, así que si vas con tu propio coche o quieres asegurarte que te devuelven la fianza del coche de alquiler, mejor reposta en gasolineras reconocidas como Shell o Afriquia, aunque en esta última vas a tener que pagar en efectivo sí o sí.

Policías, radares y límites de velocidad: algo a tener en cuenta para conducir por Marruecos

Marruecos es un país en el que te vas a encontrar con mucha policía. Pero algunas veces te van a sorprender parándote sin tú saber qué has hecho exactamente. Es así. En Marruecos la velocidad de conducción está muy, muy regulada y vigilada. Además, hay radares puestos en sitios estratégicos para que no te des cuenta.

A nosotros nos pasó una vez que íbamos a 60, muy pendientes de no pasarnos, y pasamos por una zona dónde había un colegio. El límite bajó a 40 (no nos dimos cuenta) y volvió a subir a 60. ¿Qué pasó? Que justo en ese sitio, había un control con 3 policías con el radar. Obviamente nos hicieron parar, y ya había un coche de un francés pagando la multa. Nos indignamos, puesto que no habíamos visto la señal de 40 y además estábamos súper pendientes en todo momento de no pasarnos el límite de velocidad porque sabíamos cómo iban las cosas. Discutimos tanto con los policías que nos dijeron que diéramos media vuelta y buscáramos la señal de 40, y así lo hicimos. Al volver, nos disculpamos, pero les dijimos que sabíamos que estaban puestos ahí de manera estratégica y que nos parecía juego sucio. Al final no dejaron marchar sin pagar nada, y todo quedó en una anécdota.

Por lo tanto, tened en cuenta que los radares de ahí te detectan de frente, no cuando pasas. En conclusión, si vas pendiente de la velocidad y la sigues a rajatabla, no tienen porqué pararte. Así que ya sabéis, ¡conducción respetando al 100% el límite de velocidad!

Gorrillas, algo a tener en cuenta si vas a conducir por Marruecos

Se les llama así a las personas que están merodeando por los parkings, y cuando vas a estacionar tu vehículo, te piden algo de dinero para tenerlo vigilado.

Nosotros sólo nos encontramos con uno de ellos en Marrakech. No le dimos nada, ya que dónde estábamos aparcando pertenecía al hostel dónde nos alojábamos, pero cada vez que cogíamos el coche y lo dejábamos, venía a decirnos algo. Y siempre teníamos que repetirle que ese párking era del hostel y que no le íbamos a dar nada.

El primer día se enfadó, y sufrimos por cómo nos íbamos a encontrar el coche al día siguiente. Pero el dueño de nuestro hostel fue a hablar con él, y todo arreglado. Aunque el hombre insistía día tras día, al final nos lo tomábamos a broma.

A veces es mejor darle a los gorrillas 5 o 10 dírhams, y así estás más tranquilo. Eso si, ¡las llaves nunca!

Señales de tráfico y GPS

Todas las señales de tráfico están en árabe y, ocasionalmente, en francés. No tendrás ningún problema en entenderlas ya que, o ponen el nombre del destino, o ponen el límite de velocidad. Al final, las formas de las señales son iguales en todo el mundo.

Pero si quieres asegurarte de llegar al destino en el menor tiempo posible, nosotros te recomendamos que, o bien alquiles un GPS cuando alquiles el coche, o directamente en el aeropuerto compres una tarjeta SIM para poder usar el Google Maps, que es lo que hicimos nosotros.

No sabes la enorme comodidad que nos supuso no tener que estar pendientes de las señales y, simplemente, dejarnos guiar por el gps. ¡En un país como Marruecos se agradece enormemente!

Elegir un buen coche, algo básico para conducir por Marruecos

Y para finalizar, puntualizar que es importante elegir un coche que sea bastante alto. Eso es así porque, muchas veces, vas a tener que ir por caminos de tierra, con piedras, algunas rocas incluso arena del desierto. Y un coche alto te puede ahorrar muchos sustos. Nosotros nos decidimos por el Hyundai i10 y la verdad que nos fue super bien. ¡Lo recomendamos!

También recomendaros que lo reservéis previamente por internet a través de alguna de las compañías de alquiler de coche que operan en Marruecos. Nosotros lo hicimos así y fue súper cómodo saber dónde ir a buscarlo, cuando y tenerlo ya pagado.

Edita tus fotos y vídeos desde el móvil
HOTELES RECOMENDADOS EN MARRUECOS
ionicons-v5-e
ionicons-v5-e
ionicons-v5-e

5 % de descuento en tu seguro de viaje

MONDO

por ser nuestro lector/a ◡̈

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.